958 846 442
Solicitar Presupuesto
PRESUPUESTO

Llegar a una página que tarda poco en cargar, encontrar la información que buscas, navegar fácilmente por otros contenidos que también te interesan, verlo todo de forma clara y visual… Eso es la usabilidad web, e interviene activamente en el éxito de tu página.

Imagina que entras en una tienda de moda y lo encuentras todo desordenado: se mezcla la ropa de adultos con la de niños, la de fiesta con la de diario, las tallas no están ordenadas o incluso hay prendas en el suelo. Saldrás pitando de allí y no volverás, pues lo que ofrece lo puedes encontrar en otras tiendas. Con una página web pasa lo mismo.

Qué es la usabilidad web

La usabilidad es la cualidad de las web que ofrecen al usuario una experiencia agradable e intuitiva. Es decir, los elementos que intervienen en el diseño de la página están configurados con un objetivo claro: el de ponérselo fácil al usuario.

Pensemos en una web que tarda mucho en cargar, que no facilita moverse de un sitio a otro o que presenta información incompleta y poco legible. El usuario huirá despavorido y, lo que es peor, probablemente no vuelva.

Ventajas de un buen diseño y usabilidad

Diseño y usabilidad de una página web, como hemos visto, son conceptos que van de la mano. Influyen en una experiencia positiva del usuario, que repercuten en más interacción y un aumento de la duración de las visitas. Además, el porcentaje de rebote será menor: el usuario no visitará una única página y se irá, sino que navegará entre las diferentes opciones presentes pasando de una página a otra de la web.

Está claro que, cuanto más tiempo se quede, más probable será que adquiera algún producto o servicio. Por lo tanto, la usabilidad ayuda a aumentar los ingresos y las ventas a través de la web. Pero, aun sin llegar a la venta, se puede conseguir la fidelización del usuario y el aumento de tráfico.

Criterios de usabilidad de una página web

Los criterios de usabilidad son principios que se aplican al diseño web. Ayudan a comprobar cuál es el grado de facilidad o dificultad que presenta la página desde un punto de vista concreto: el de la experiencia del usuario.

Se dividen en apartados, cada uno de ellos con parámetros a tener en cuenta. Te ponemos algunos ejemplos:

  • Simplicidad. La apariencia es importante cuando hablamos de una página web, pero la originalidad en el diseño no puede ir en contra de la facilidad y la intuición. Los colores y los gráficos, entre otros elementos, intervienen en la simplicidad.
  • Jerarquía visual. Está relacionado con el principio anterior, y evalúa la organización de los diferentes elementos de la web. Así pues, los menús, submenús y estructuras de enlaces deben estar bien dispuestos no solo para hacer agradable la experiencia del usuario, sino de guiarlo hasta la opción deseada.
  • Diseño responsive. Hay dos factores fundamentales que debes tener en cuenta: 1) que buena parte del tráfico te llegará a través de un teléfono o tableta, y 2) que la mayoría de los usuarios abandonarán la web si no carga correctamente en alguno de esos dispositivos. Aunque debes saber que se necesitan conocimientos técnicos para cubrir bien este apartado.
  • Contenidos. El estilo de redacción y los contenidos importan. Deben estar correctamente estructurados, bien etiquetados, ser legibles, optar por la sencillez y destacar los conceptos clave, entre otras cosas. Los contenidos intervienen mucho en la fidelización: si el usuario encuentra las respuestas que busca en la web, volverá.

¿Y cómo se puede mejorar el diseño y usabilidad web? Si aún no tienes página web o la que tienes está obsoleta, lo mejor es ponerte en manos de profesionales que conozcan todos los criterios, piensen un buen diseño y configuren la web de la manera adecuada. Serán ellos quienes te den las claves para mantener la buena usabilidad.

 

Recuerda que en ACUABIT diseñamos páginas web con todo lo que ello implica, desde Landing Page a gestión de campañas, webs corporativas o tiendas online. En el proceso, por supuesto, damos la máxima importancia al diseño y la usabilidad desde dos perspectivas: la de reflejar el estilo y filosofía de tu marca y la de mejorar la experiencia y satisfacción de tu usuario. ¡Cierra una reunión ahora con un diseñador web!