958 846 442
Solicitar Presupuesto

La picaresca ha existido siempre y en temas de posicionamiento web, abunda ¡y mucho!. Posicionar empleando métodos rápidos y que generan menos esfuerzo que realizar un contenido auténtico y relevante, es algo que intenta mucha gente. Y lo hacen a través de lo que se conoce como técnicas de Black Hat SEO o técnicas SEO de sombrero negro. ¿Quieres saber lo que no debes hacer en tu página web?

Qué es el Black Hat SEO

Es lo que cualquier consultor SEO (serio), te dirá que no debes hacer, ya que puede ocasionar penalizaciones importantes a tu página web. Podemos decir, que el Black Hat SEO es un conjunto de técnicas que sirven para  engañar a los algoritmos de los buscadores para hacerles creer que tu página es más relevante y así empiece a posicionarse rápidamente.

Aunque a veces, parece que se van consiguiendo buenos resultados y de forma rápida, lo normal es que con los diferentes Updates de los algoritmos de búsqueda, sean detectadas estas malas prácticas y las penalicen severamente, por lo que puede pasar que tu dominio quede marcado y se pierda en los confines de las SERPs. Además, no debes de olvidarte de las revisiones manuales, es decir, revisiones realizadas por personas que trabajan en los propios buscadores que pueden comprobar rápidamente alguna web sospechosa ha estado haciendo trampa y ahí ya no hay escapatoria.

Técnicas de Black Hat

Existen muchas, y los consultores SEO profesionales siguen investigando más y más formas, ya que los beneficios pueden superar a los riesgos, pero siempre y cuando se sepa lo que se está haciendo. Vamos a comentar las más habituales.

Ten en cuenta que este post tiene solo un fin informativo, para que sepas si las técnicas de posicionamiento SEO que estás empleando en tu sitio web son black o no.

Cloaking

Consiste en mostrar versiones diferentes de una misma URL en función de si quien visita la URL es una persona o un buscador. Por ejemplo, se muestra una página HTML con gran cantidad de texto optimizado por alguna intención de búsqueda los buscadores y una página de imágenes a los visitantes.

Spineo de contenidos

El spineado de contenidos consiste en crear contenido copiado de otro y modificarlo empleando palabras alternativas o sinónimos para hacerle creer a los buscadores que son dos contenidos diferentes. Aunque hay herramientas automáticas para hacerlo el resultado al final debe ser revisado por un humano, ya que la mayoría de los textos quedan casi ilegibles y las frases raras, aportando una mala experiencia al usuario.

Textos ocultos

Se trata de ocultar textos que repiten las palabras clave al ojo humano. Esto puede realizarse, por ejemplo, colocando párrafos con el mismo color que el fondo de la página, de esta forma, los usuarios no serán capaces de verlos pero los buscadores sí.

Compra de enlaces

Consiste en comprar enlaces de sitios web para conseguir rápidamente mandar autoridad a un sitio web y hacer que posicione más rápidamente. Esta técnica es rápidamente detectable por Google y hay que tener cuidado en que sitios nos enlazamos, ya que si el sitio web hace venta masiva de enlaces terminará por ser penalizado y en consecuencia nuestro sitio web también.

Keyword Stuffing

Consiste en repetir muchas veces la palabra clave, al objeto de que se nos posicione con ella. Se repite una y otra vez, sin importar el contexto, afectando notablemente a la calidad y a la experiencia de los usuarios. Está técnica ya está en desuso, puesto que es muy fácil de detectar por los buscadores.

Riesgos del Black Hat SEO

Ahora que ya sabes qué es el Black Hat SEO, debes saber por qué no debes hacerlo. El gran riesgo que conlleva es una severa penalización, en algunos casos temporal y en otros definitiva. Esto implica que tus páginas pueden quedar invisibles a perpetuidad. ¿Merece la pena hacerlo?

Por otro lado, todas las técnicas Black dificultan la experiencia de los usuarios, ya que quedan páginas raras y poco comprensibles. Y esto implica que aunque posiciones bien, poco a poco irás bajando en las SERPs, ya que Google detectará que tu página no es relevante ni satisface a los resultados de búsqueda. Recuerda que los buscadores también tiene en cuenta datos de analítica web para el posicionamiento como el CTR, tiempo medio en página o la tasa de rebote.

Black Hat SEO VS White Hat SEO

No cabe duda que emplear el White Hat SEO o técnico SEO de sombrero blanco es más trabajoso y un proceso mucho más largo que el Black Hat SEO. Pero a la larga, haciendo las cosas bien, seguro que tus páginas van posicionando poco a poco, sin sufrir penalizaciones de ningún tipo, y lo más importante, los resultados se mantendrán a largo plazo. Tendrán buen contenido, tus usuarios tendrán una buena experiencia y eso Google lo premiará.