958 846 442
Solicitar Presupuesto

Cuando estamos creando una página web, suele ser habitual que las prisas y las ganas de tenerla lista lo antes posible haga que no se trabajen los contenidos correctamente. Lo que puede dar lugar a contenido pobre o lo que se conoce como Thin Content. Una práctica que no le gusta nada a Google y por la que penalizará tu posicionamiento SEO.

De hecho, la Core Update de Julio de 2021, se ha centrado sobre todo a detectar sitios web que abusaban de contenido de escaso valor para los usuarios desplomando sus posiciones. Recuerda que debes siempre escribir para los usuarios y no para los robots de búsqueda.

Qué es el thin content

Muy fácil, a todos nos ha pasado que estamos realizando una búsqueda en Internet y nos topamos con un título sugerente que nos motiva entrar a leer el artículo, pero tras leer los primeros párrafos nos damos cuenta de que no dice nada, está mal redactado o que incluso es una copia de otro que previamente habías visto. Pues eso es el thin content, en resumen, contenido que no aporta nada a un tema o que es redundante.

Este tipo de contenido se ha usado mucho en el pasado como una estrategia de SEO para generar contenido de forma rápida en sitios web y mejorar sus posiciones de búsqueda, algo que hoy en día ya no funciona e incluso es contraproducente.

Tipos principales de thin content

Contenido duplicado

Consiste en coger los textos de una web y copiarlos directamente en otra. Es una práctica más habitual de lo que pensamos, debido sobre todo al desconocimiento de muchos propietarios de sitios web que ven un contenido que les gusta de otra página y lo ponen en la suya, sin plantearse que lo están haciendo mal.

Por un lado están cometiendo plagio y pueden ser denunciados por el autor de ese contenido y por otro lado, Google marcará ese artículo como thin content haciendo que nunca esté en buenas posiciones.

Content scraped

Es una técnica algo más “depurada” que el copy paste. En este caso, se coge un texto de una web y se le hace un pequeño restyling para darle un cierto grado de diferencia respecto al original antes de publicarlo en otra página. Sin embargo, cualquiera que compare ambos textos puede ver que son prácticamente lo mismo.

Contenido autogenerado

Crear buen contenido no es sencillo y no todo el mundo puede hacerlo. Por eso, no es extraño que muchos webmasters confíen en los servicios de redactores profesionales. Pero también hay quien por ahorrarse dinero prefiere confiar la elaboración de sus textos a una inteligencia artificial.

Es fácil encontrar en internet aplicaciones capaces de generar contenido sobre cualquier tema, pero Google lo detecta rápidamente. Porque es contenido que no aporta ningún valor y, por tanto, no es tenido en cuenta para el posicionamiento.

Contenido de baja calidad

Se trata de contenido creado de forma original, pero que tiene escaso valor para el usuario porque no le aporta nada. Normalmente suele tratarse de texto de relleno dirigido a los robots de búsqueda.

¿El contenido corto es thin content?

Podríamos pensar que un texto corto podría ser considerado como Thin Content por Google, de hecho Google establece que un contenido de calidad debería tener en torno a 300 palabras, pero esto es solo una recomendación.

Por tanto, siempre que tu contenido aporte valor y no sea texto de relleno o plagiado no tendrías de que preocuparte. De hecho, hay urls bien posicionadas cuyo contenido no tiene más de 200 palabras. También debes saber, que dependiendo de la intención de búsqueda o nicho, necesitarás textos más o menos extensos para posicionarte.

Herramientas de detectar plagio de contenidos

Suele ser habitual que deleguemos la redacción de contenidos a colaboradores externos o proveedores, por tanto, aparte de revisar la calidad de los contenidos que están creando sería bueno comprobar que no sean plagiados de otros sitios web. Existen varias formas de descubrir rápidamente si un contenido es copiado, vamos a ello:

Footsprints de Google

Los footsprint de Google son pequeños comandos que podemos usar a la hora de buscar en el cuadro de búsqueda de Google y tienen múltiples utilidades. En este caso, usando el operador dobles comillas «fragmento de texto a comprobar», nos devolverá todos los sitios web indexados que usan ese mismo fragmento de texto.

footsprint google comillas dobles

Evidentemente esto es una primera ayuda, puesto que en textos scrapeados no funcionará, ya que localiza solo coincidencias exactas y además de no más de 32 palabras.

Copyscape

Es una de las herramientas más antiguas y tiene una versión gratuita y otra de pago con funcionalidades extra. Pero con la versión gratuita te será más que suficiente para la mayoría de los casos, ya que aparte de detectar si un contenido es plagiado mostrándote hasta 10 resultados, también incluye una herramienta para comprar entre 2 contenidos o URLs.

Entre las opciones de pago tenemos la opción de realizar escaneos regulares de las URLs o contenidos que subamos y recibir una alerta en el caso de detectar copias de este en Internet.

copyscape, ejemplo de analisis url

Dupli Checker

Aunque la web está un poco cargada de publicidad, hace su trabajo eficazmente. Permite introducir una URL o fragmentos de texto de hasta 10.000 palabras generando un reporte sencillo donde muestra por un lado el listado de URLs cuyo texto coincide con el introducido, junto al porcentaje de similitud, algo muy interesando para comprobar rápidamente si realmente existe un riesgo real de plagio o no.

Duplichecker ejemplo analisis

Quetext

Es una herramienta 100% gratuita que solo permite añadir fragmentos de texto para su posterior comprobación, aunque si realizar más de una búsqueda al día, te pedirá que te registres para seguir usándola.

quetext, pagina oficial

Por qué debes evitarlo

Básicamente porque no es bueno para tu web. Si Google detecta que lo que le ofreces a los usuarios no tiene la suficiente calidad, nunca alcanzarás una buena posición en los resultados de búsqueda y tu página tendrá una visibilidad limitada o nula.

Esto si utilizas un contenido “pobre”.  Si lo que utilizas es un contenido plagiado, Google puede sancionarte duramente y hacer que tu web acabe desapareciendo de los resultados de búsqueda.

¿Cómo puedes proteger los contenidos de tu web?

No es raro que en más de una ocasión, nos llegue algún cliente comentando que alguna web de su sector ha copiado contenidos de su web, pero tranquilo, la solución pasa por presentar una denuncia a través de la herramienta de denuncia de contenido por motivos legales de Google.

Google se rige en este sentido por la DMCA, que es la ley que protege los Derechos de Autor de las obras creadas y compartidas en internet. A través del formulario anterior, tendrás que aportar las pruebas pertinentes y tras revisarlo, si corresponde retirarán el contenido copiado de los resultados de búsqueda donde quedarán marcadas para siempre las URLs  denunciadas, es decir, ese dominio ya no podrá usar esas URLs para posicionar en Google.

 

¿No consigues posicionarte en Google? No te preocupes, contacta con nosotros y te ayudamos a detectar este y otros problemas que pueden estar afectando al posicionamiento de tu página web.